martes, 20 de diciembre de 2011

Pensamientos vagos


Un pensamiento vago, casi adolescente, me mira de reojo, cascoteándome el cerebro. Ya no puedo percibir, ese arte de hacer arte, sin sentir, que estoy perdiendo el tiempo.
Lo que tampoco puedo, es escribirle al espejo, las palabras exactas, porque me duele el pecho, si late fuerte, el corazón.
Las sonrisas que pude cosechar, tienen que ver con un rejunte de meses, que marchan en mi cabeza, pidiendo justicia.

Humo verde en el arroyo. 
Agua que me vio crecer, 
que me vio toser.

Deje plantada, una Quilmes boca ancha, que me esperaba en la heladera. 
Que raro yo, siempre igual, dejándome llevar, por los tiempos de la ansiedad.

Quiero,
como en las películas,
tomarme un taxi,
y que me lleve 
a tu sonrisa.

Un gamulan sucio, estaba tirado en la calle, y sin darme cuenta, lo pise.
 Luego lo sacudi, y como el frio pestañaba cerca, me cubri con él.
Dos días después, cataratas de titulares invaden mi imagen.
-Hipocrita, mediocre, farsa-
Me sacudo y vuelvo a caminar. Esta vez viendo el camino.
Esta vez, sin gamulan.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Podés comentar lo que tengas ganas, si te gustó, si no te gustó, si te deprimí, si te alegré.