jueves, 21 de junio de 2012

Guitarreo una poesía, mientras vos afinas tu corazón...


¿Y si en tu sonrisa encuentro palabras que no existen?
¿Me van a pegar?
¿Y si cada vez que te veo te quiero conocer de nuevo?
¿Me vas a ladrar?

Mirá, No es gracioso, así que deja de aparecerte por acá.

Deja de obligarme a odiarme,
Deja de obligarme a reclamarme,
Porque que seas la principal caratula del fraude que sufrí por mí mismo, no te permite ser la mujer más hermosa que conocí.

Deja de obligarme  a ser cursi,
Deja de obligarme a escribir tontas poesías en el margen izquierdo de mi cuaderno.

¿Y si dejo de penar?
¿Me vas a dar cabida?
¿Y si te vuelvo a hablar?

Te va a extrañar, que yo te extrañe hasta mis entrañas.

Deja de obligarme, no es gracioso.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Podés comentar lo que tengas ganas, si te gustó, si no te gustó, si te deprimí, si te alegré.