sábado, 6 de abril de 2013

Poesía Espejo


Esta tierra que hay en el pecho,
no deja de enterrar dolor.

Empeñándome a sentir,
obligándome a pensar,
esta vida se apresura,
me pisa los talones,
me recuerda a mi vejez.

No sé cuanto tiempo aguantaré,
arrodillado frente a frente,
mi yo contra mi,
ayornando pasado,
reuniendo pesadillas.  

El tiempo viste al viento,
dejandome solo,
muy solo.

Una gota de alcohol se asoma,
le agrega estrellas a la noche,
mujeres a mi cama,
y deseos a mis ansias.

Esta tierra que hay en el pecho,
no deja de enterrar dolor.

3 comentarios :

  1. Espero que aguantes mucho tiempo y que el dolor se esfume.

    ResponderEliminar
  2. esos dos versos que comienzan y cierran
    son atrapadores, se palpan.

    mi beso

    ResponderEliminar
  3. rober otra vez16/4/13 5:07 p. m.

    cuanta osadia, cuanta entrega, cuanta libertad en tus poemas.
    como decia alejandra:
    "cuando a la casa del lenguaje
    se le vuela el tejado
    y las palabras no guarecen
    yo hablo"

    abrazo

    ResponderEliminar

Podés comentar lo que tengas ganas, si te gustó, si no te gustó, si te deprimí, si te alegré.