martes, 22 de abril de 2014

Falsa alarma

Te espíe. Entendí mi disparate, pretendía cruzarte en calles que todavía no alcancé, pretendía ser parte de tu tiempo, como si tu tiempo tuviese algún lugar.

Te espíe, ¡Que esplendido se ve el cielo desde tus calles pobladas de historias! Hay un arroyo que moja mis pies, un sol que me los seca. ¡Que altura la de los arboles! Me dan la sombra del mediodía.

 escuché,
pero era el viento,
que se quedo holgando.


Hoy si estoy solo, me siento a espiarte, ¡Es absurdo pero real!  

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Podés comentar lo que tengas ganas, si te gustó, si no te gustó, si te deprimí, si te alegré.