sábado, 26 de marzo de 2016

Infancia

Llega la combi
nos sentamos,
juntos o separados,
da igual.
Tu guardapolvo que brilla
las pecas que se amontonan
entre el fin de la sonrisa
y la curva de los ojos.
Mi guardapolvo da pena
una, dos o tres caídas,
escondo la tierra del patio
porque mamá se va a enojar.
No sé si me miras,
el silencio nos traslada a un paréntesis,
sabes que estoy, sé que estas,
tejemos incertidumbre.
Siempre fuimos dos versos
en distintos poemas
que sangran lo mismo.

La combi que transita una pendiente
y la cosquilla en el estomago
nos hace reir.
Cuando me bajo
camino diez metros
y giro para verte,
vos detrás del vidrio
corres la cortina
y nos miramos por primera vez.
Agitamos las manos
4 segundos
y desapareces.



.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Podés comentar lo que tengas ganas, si te gustó, si no te gustó, si te deprimí, si te alegré.