jueves, 3 de noviembre de 2011

Una lagrima egipcia se esconde entre mis vientos y tus olas




Como me cuesta dormirme sin pensar, acorralarme sin mentiras, robar dos sonrisas a la vez.
Me cuesta el cambio de tu 100, el amor descartable y las ganas enormes de romper esta racha.
Bailo sobre piernas de junio, sobre ritmos que me dejan infraganti, sobre pechos de mujeres obsecuentes.
Me enamoro de cielos parcialmente nublados, o quizás de nenas abstemias que al verlas nublan la vista.
Como me cuesta donar la sangre que guardo bajo el colchón, reírme como un normal y cortarle el mambo a dios.



No me gusta mi poesía,
muy poco la tuya,
sin embargo la necesito
para poder sobrevivir.

¿Mi angustia es la angustia de alguien?. no creo, si no tengo ni el plus de mantenerme en pie más tiempo que un ebrio numero cuatro. 
Quiero que esta lluvia la traiga por la tubería, quiero que el sol se esconda alguna vez por el Este, quiero que me devuelva sus regalos.

Le tengo miedo al compromiso,
miedo a las recetas.
miedo a tropezar,
miedo
miedo
miedo a tropezar,
miedo a las recetas.
Le tengo miedo al compromiso,




No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Podés comentar lo que tengas ganas, si te gustó, si no te gustó, si te deprimí, si te alegré.