viernes, 27 de agosto de 2010

Nosotros, por Hilario

Ni los científicos, ni las religiones, ni la madre del tio del amigo de tu padre, saben, talvez, que el origen, el fin, y el desarrollo del mundo, es, talvez, muy lejano de nosotros, las personas.

Todas las ideas, las teorías y los discursos dieron lugar a dudas, alternativas de vida que se estremecen en caer en la desesperación de un fin, como una nube negra que no te deja ver el sol, como una beba que con su llanto insoportable y soberbio obliga a los padres a dejar de amar para gritar.
Si, ya sé, todos los supuestos finales son desesperantes, debe ser angustioso estar por morirse. No saber que va a pasar, saber que te vas, dejar todo.
Pero el fin del mundo no existe, el mundo no tiene fin. Esta mal dicho o esta mal que la gente se lo tome tan literal.
Por mas que todo esto quede en la nada, el mundo será la nada. Es algo egoísta de los humanos pensar que el mundo se acaba si nosotros, de alguna manera, morimos.
El mundo es mas que nosotros, no somos los únicos, si fuera por nosotros, no se llega a casi nada, en cambio, si fuera por una estrella, caería y nos mataría, ese “nos mataría” vuelve a ser egoísta, caemos en que el ser humano es todo lo que existe.
No creo en Dios, ni en Jesús, ni en las vírgenes, ni en santos, ni en marcianos, creo en la contradicción para aprender a ignorar.

Hilario

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Podés comentar lo que tengas ganas, si te gustó, si no te gustó, si te deprimí, si te alegré.