miércoles, 3 de agosto de 2011

Ella se olvida de él. Yo me imagino su cara.

Ella sonríe, como flor de primavera.
Yo me cocino, como el mar de su cadera.
Ella marea, como relleno de botella.
Yo caigo, como siempre en mi moral.

                         Vuelan alto las palabras y muy bajo el placer.
                                                          
                                            El infierno es mi destino mientras piense esto del cielo.

                 Las caricias sobre mi espalda es un juicio a mi valor que obliga a sentirse un Depp o Pitt.

                                         No tenes cara me dice el tiempo. Para de mirarme me dice despues

                         Ansiedad que enseña. Ansiedad que me rompe

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Podés comentar lo que tengas ganas, si te gustó, si no te gustó, si te deprimí, si te alegré.