miércoles, 12 de septiembre de 2012

El miedo a nadar


Me subo al barco mas pequeño, tengo miedo de nadar, y sin pensar dos veces, empiezo a hablar:

-La gente tiene miedo de caminar, tiene miedo de reír, de sentirse propia y abrazarse. Nada tiene sentido y se vuelve aturdido por cualquier meteorito. Todos nos sentimos de la peor yerba, atados a la vaca mas loca y resentida, colocados en la sinopsis de una vida repetida y repetida, mas previsible que una novela de televisión.
En mi cielo de estrellas, no cabe esta ciudad, que acostumbra serle fiel a la razón, a la coherencia, que sin fines de lucro me busca a mi, que no tengo nada que ver, pero sin embargo lo aparento. ¿Me ha atrapado?. Mejor dicho. Estando mi cabeza y pensamientos al margen. ¿Me ha atrapado?. ¿O con solo tener estas palabras plasmadas en el papel me puedo resignar y entregarme a la rutina?.
Porque todo es muy profundo y nada esta claro. ¿es acaso la persecución a mi moral?¿Como la debacle de toda postura?

- Necesitas una mina- analiza el capataz.

-Quizás- le contesto- quizás solo necesito un amigo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Podés comentar lo que tengas ganas, si te gustó, si no te gustó, si te deprimí, si te alegré.