martes, 15 de enero de 2013

Reencuentro


Necesito alguna sustancia que me acompañe al vivir, que solucione baches de mi psiquis y logre reencontrarme con mis verdaderos detalles y esencia.

Necesito evaporar todo aquello que realmente creció en mis adentros, todo aquello que es opacado por la natural influencia que me bombardeo a medida que pasaron los días, meses, años en la vida; la ética, la moral, las costumbres que poco tienen que ver con lo que en el día cero existía en mí.

No encuentro otra forma de reencontrarme, y no hablo de auto destrucción como foco principal, yo me imagino un momento sincero, poderosamente sincero, donde lo verdadero y aparente se cruzan en el mismo viaje, donde el segundo se entierra, donde el primero resiste.

Me quedo quieto en el jardín,
la marea es baja,
el viento es leve,
mis ojos nadan,
verdadero.
Astuto.

Me quedo quieto en el jardín,
la demencia pica por la espalda,
el reloj se congela en un rincón,
mi boca ríe,
verdadero.
Astuto.

Me quedo quieto en el jardín,
el sol sombrea nuestro destino,
y aunque suene fuerte la rutina,
me siento así,
verdadero.
Astuto.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Podés comentar lo que tengas ganas, si te gustó, si no te gustó, si te deprimí, si te alegré.