martes, 22 de enero de 2013

Griterío


¿Viste cuando dejas atropellado un sueño en el medio del pasado?
No podes volver a recogerlo y todo se vuelve oscuro, pero un farol ilumina el accidente.

La neblina que dispersa la imagen, llueve alcohol torrencialmente, vos te deshiciste del recuerdo rápidamente, tu mirada se perfila hacia otro horizonte, en cambio mi cabeza no para de girar.

Mi coma fue tu punto final

Le tenía aprecio, mucho aprecio, pensé en concretarlo varias noches, cuando apoyaba mis sentidos en la almohada lo disfrutaba fervorosamente.
Nos veía felices, intocables, inmersos en suaves blues y rocanroles, sacudiendo un espíritu, siendo rebeldes en nuestro metro cuadrado.

Y en medio de este grito,
te pregunto si has pensado en verme,
si has pensado en volar.

¿Sabes por qué? Porque te quiero, porque cuando estuve delante tuyo supe ver el abismo, tu recelo, tus ganas de volar, tu ala herida, tu entusiasmo, tus misterios, tus virtudes, tus lagrimas, tu encanto.

Y en medio de este grito,
te pregunto si te he importado,
si he sabido remar.

Y hoy, a horas del atropello, visto de negro a esta esperanza, que es lo ultimo que pienso perder.

Y hoy, sigo girando la cabeza, y luego de reojo, te vuelvo a mirar, sé que en cualquier momento, girarás.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Podés comentar lo que tengas ganas, si te gustó, si no te gustó, si te deprimí, si te alegré.