viernes, 24 de diciembre de 2010

Cenizas de Otro Fuego con Fernando Subirats: "Muchos me miraban mal porque fundamentaban que por hablar de Priebke, hablaba de Bariloche y de su realidad"


Durante la segunda guerra mundial, Argentina al igual que el resto de los países de de Latinoamérica se mantuvo nuevamente neutral ante esta contienda. Como decía el Jefe de estado en ese momento: “nuestra política al presente es de neutralidad pero no ficticia, sino real y sincera”.
Pero a pesar de esto, el país se encontraba irremediablemente dividido en “Aliadófilos” y “Pronazis”.
Pero el ataque a la base norteamericana Pearl Horbor hace que EE.UU entre de lleno a la guerra y que comience a presionar a los países latinoamericanos a ingresar.
A pesar de la manifiesta neutralidad, los miembros del GOU (Grupo de Oficiales Unidos) se rebelaron como buenos aprendices de Mussolini y de Hitler.
Las FF.AA argentinas estaban acosadas y acusadas de ser personas del fascismo y del nazismo, y de haber firmado pactos secretos con Alemania.
La neutralidad argentina tenía un sólido motivo económico que era abastecer al mercado británico europeo de alimentos.
Cuando finalizo la guerra, Argentina se va a aliar con EE.UU, declarando la guerra al eje, pero esta declaración que se hace en Enero de 1994, es simplemente diplomática ya que Argentina no envía tropas al campo de batalla.
Todo este relato histórico es un caminito para estar donde quiero llegar:
A Erich Priebke.
“El 24 de marzo de 1944, miembros de las resistencias italianas, del Partito d'Azione (Partido de Acción), mataron a 33 soldados alemanes pertenecientes a una compañía de la policía militar con una bomba oculta en un carro de basura mientras marchaban formados por la Vía Rasella de Roma, cuando volvían del campo a su cuartel tras realizar maniobras. Hitler se enteró del suceso y mandó ejecutar como represalia a 10 italianos por alemán muerto. Se eligió a Herbert Kappler para confeccionar la lista que se realizó con presos condenados a muerte en espera de ejecución, pero cuya sentencia conllevaría la pena de muerte, judíos presos en espera de recibirse la orden de deportación a campos de exterminio y personas recientemente acusadas de terrorismo pero dejadas en libertad por falta de pruebas. Los presos se encontraban en diversas cárceles romanas que dependían del mando militar alemán, de las SS, del gobierno italiano y de una formación paramilitar fascista. 
El 24 de marzo, Priebke y Karl Hass, también de la SS, con camiones facilitados por el ejército alemán, llevaron a los seleccionados a las Fosas Ardeatinas, unas minas abandonadas en el extraradio de Roma, y los introducían en ellas en grupos de a 5, ejecutándolos con tiros en la nuca. Luego dinamiteros del ejército alemán sellaron las entradas a las minas.”


En la foto: Erich Priebke 

¿Quién es el señor que investigo y escribió estas últimas palabras?
Nada más ni nada menos que Fernando Subirats. Un periodista que parte de su vida la dedico en Bariloche investigando a un abuelito simpático que vivía en la zona.
Ese abuelito llamado Erich Priebke fue unos de los tantos Nazis refugiados que tuvo la Argentina.
Los invito a leer una charla que mantuve por e-mail con Fernando gracias al contacto directo que me brindo otro Fernando de apellido Caffieri.

*¿Actualmente estas trabajando en algún otro caso similar al de Erich Priebke?

No. Actualmente no me encuentro haciendo ninguna investigación periodística. Estoy dedicando mi tiempo casi en forma excluyente a la producción del programa “Magdalena Tempranísimo” Radio Continental y a tratar de armar una pequeña empresa periodística con Diario Cero (www.dariocero.com.ar), que albergue a muchos jóvenes periodistas con ganas de investigar.

*¿Por qué cree que aun hoy, a más de 50 años del exterminio realizado por los nazis, la sociedad sigue protegiendo criminales de guerra? 

Bueno en este punto ocurren varias cosas. La primera tiene que ver con que parte de esta sociedad, que protegió durante muchos años a los criminales nazis, es la misma que ha protegido, aprobado y hasta pedido la dictadura militar; es la misma sociedad que la Argentina siempre tuvo. Antiguamente, esa misma sociedad le pedía a Roca que recorra el país matando indios. Digamos que hay un sector que siempre aprobó estos terribles hechos.
Pero por otro lado, está lo que se podría decir, la inocencia pueblerina. Por ejemplo, en el caso de Priebke en Bariloche. Este hombre vivió en Bariloche durante 50 años. Para todos era conocido como el “viejito alemán” dueño de la fiambrería, el hombre que “tanto hizo por la educación en Bariloche”, fue uno de los fundadores de la escuela germano-argentina, “Primo Capraro”, ningún barilochense se puso a investigar si Priebke era nazi. Lo mismo con Juan Maler (dueño del hotal Campana) en Bariloche, mas conocido como Reinhart Koops, un terrible criminal nazi. Lo mismo ocurrió en Villa General Belgrano, en Córdoba, dónde muchos se refugiaron, en la mayoría de los casos con otros nombres. Quiero decir con esto, que existe una sociedad que sabiendo que eran nazis, los apoyaron; y están los otros, que cuando vieron que eran nazis, se quisieron morir. Su vecino nazi? No lo podían creer y creo a full, en esa inocencia pueblerina.

*A medida que avanzaba la investigación, ¿Notaste un cambio en las personas que diariamente se trataban con vos en Bariloche? ¿Recibiste trabas o aprietes?

Pasaron dos cosas. Algunos aprietes, como ocurre en investigaciones de este tipo, siempre se tienen, y que no tiene que ver necesariamente con que te apunten con un revólver, existen otros tipo de presiones o trabas. Pero note cambios en muchas personas que diariamente me trataban. Muchos me miraban mal, y a la mayoría de los periodistas que seguíamos el tema, porque fundamentaban que por hablar de Priebke, y de los nazis, hablaba de Bariloche y de su realidad. Ellos me decían “basta de los nazis, porque van a pensar que en Bariloche somos todos iguales. Le estas haciendo mal a Bariloche y eso es porque sos porteño, te importa tres carajos Bariloche y nadie mas va a venir, si seguís hablando así. Priebke es un pobre viejo que tenia una fiambrería, laburó mucho acá y no jodía a nadie”

*¿Tuvo que dejar de vivir en Bariloche después de publicar la investigación o fue una decisión propia la de mudarse a BS.AS?

Me mudé por decisión propia. No hubo ninguna presión directa jamás para que me vaya de Bariloche. De hecho me mudé un año después de la extradición de Priebke. Aunque sí te digo, que en el momento de investigar el tema, estuvo bastante heavy la convivencia en el barrio. Casualmente vivía a la vuelta de la casa de Priebke.

*¿Algún otro periodista o historiador se intereso en el caso o fuiste el único?

Hubo muchos periodistas e historiadores que se interesaron en el tema. El periodista que más investigó el tema Priebke, y fundamentalmente el destino de los nazis en Argentina, fue Jorge Camarassa. Excelente periodista y gran amigo.

*¿Qué importancia tiene el relato oral como fuente en la investigación realizada? ¿Utilizaste otras fuentes para corroborar la historia?

Yo diría que el relato oral en estos casos es fundamental, porque a través del relato de diversos pobladores pudimos ir armando, reconstruyendo la historia de este hombre y otros nazis en Bariloche. Pobladores de muchos años nos fueron cosas para nosotros desconocidas en la Ciudad, situaciones que ellos ya tenía absolutamente naturalizadas, como por ejemplo, la presencia de Mengele en alguna fiesta de alemanes allá por los años 50; o la muerte extraña de una agente del Mossad en el medio de la montaña, tras seguir a un “alemán” en la ciudad; o extraños y sutíles símbolos con esvásticas en esculturas o galerías barilochenses, confeccionadas por constructores alemanes, etc, etc.

*¿Coincidís con la expresión de que existía un “pacto de silencio” como dice el cineasta Carlos Echeverría?

Cómo te decía antes, sí. Unos por ideología y otros por desconocimiento o por ingenuidad.

* ¿Tuviste propuestas laborales, luego de publicar la investigación?

Si, muchas. La mayoría de Buenos Aires. Fue allí cuando me vine a vivir a la Capital Federal nuevamente. Aproveché esa oportunidad, que me sirvió muchisimo porque gracias a ello, puede realizar otras investigaciones que no tenían que ver con el nazismo, pero sí con temas cotidianos y políticos. Estábamos en plena época Menemista. Asi que habia muchísimos temas por investigar.

*¿Qué opinas de que tenga salidas transitorias Erick Priebke?

Un horror. Pensaba que esas cosas sólo pasaban en nuestro país, pero por lo visto ocurren en también en otras partes del mundo, como en Italia. Bueno que Berlusconi sea presidente en Italia no es casual. Los pueblos tienen los gobernantes que se merecen, lamentablemente.

*¿Tuviste algún reconocimiento del gobierno italiano, de interpol o de alguna otra institución por la investigación llevada a cabo?

No. Tampoco la esperé jamás.

*¿Te gustaría que el caso Priebke sea llevado al Cine? 

En realidad ya existe una película
Si me gustaría. Ya existe un documental muy interesante de un colega amigo Carlos Echeverría, "Un pacto de silencio" y otra película muy vieja hecha en EE.UU en blanco y negro, creo que se llama “Masacre de las Fosas Ardeatinas” y en donde esta muy claro el papel que cumplió Priebke.



Gracias a Estela Rodriguez por orientarme en la introducción. A los dos Fernando que son unos grandes y a Carlos Dana por ayudarme con las preguntas.

1 comentario :

  1. Fernando Caffieri29/12/10 9:49 a. m.

    Buenísimo Pedrazo, se nota que sos un pequeño gran profesional. Un abrazo Fer Caffieri,
    pd:Revisá la fecha de declaración de guerra de la Argentina al Eje que creo que fue en marzo del 45

    ResponderEliminar

Podés comentar lo que tengas ganas, si te gustó, si no te gustó, si te deprimí, si te alegré.